Ben Barres (1954-2017): belleza y curiosidad en la ciencia

El 27 de diciembre de 2017 se conoció la muerte de Ben Barres, neurobiólogo, de quien habíamos hablado en este blog (Ben y su hermana Barbara) porque investigador fue durante la primera parte de su vida investigadora. Asumió su cercana muerte, pero no dejó hasta el último momento de promover la actitud científica ante el mundo, además de hacer visible la diversidad sexual en la ciencia. La primera persona transexual miembro de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense ha muerto de cáncer de páncreas.

Un vídeo de la Universidad de Stanford, donde era catedrático de neurobiología, puesto en youtube en julio de 2017 muestra esa pasión por la curiosidad y la belleza. Y sobre lo que iba a suponer su muerte, que él asumía ya, al no poder saber qué conocimientos habría en el futuro.

En el año 2006, publicó un comentario en Nature: ¿Importa el género? que recomendamos y del que extraemos su primer párrafo, un breve apunte de cómo Ben Barres veía el mundo e intentó cambiarlo.

Cuando tenía 14 años tuve un inusualmente buen profesor de matemáticas. Un día, tras las clases, se lo presenté emocionada a mi madre. Para mi asombro, ella le miró sorprendida y dijo enfadada: “No me habías contado que era negro”. Volví mi mirada hacia mi profesor y de di cuenta por vez primera que era un afroamericano. De alguna forma nunca antes había considerado su color de piel, solamente su extraordinaria capacidad de enseñar. Me gustaría pensar que los sinceros esfuerzos de mis progenitores por enseñarme sus prejuicios fracasaron. Pero ahora que tengo 51 años, como persona transgénero de mujer a hombre, todavía me lo planteo, como cuando escucho a los profesores de gimnasia decir a los adolescentes “no seáis como niñas” de forma despectiva.

Un buen obituario, escrito por Flick, se encuentra en la web dosmanzanas: Fallece el neurobiólogo Ben Barres, primer miembro abiertamente transexual del a Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Y, como me recomendaba el periodista científico @JaviSalas en twitter, el obituario de The Atlantic es precioso. Y sentido. Como se merecía…