Visibilización LGTBIQA+ en la sanidad británica

Una campaña en marcha en el Reino Unido pretende visibilizar una bandera arcoiris con el logo de la sanidad (NHS) para hacer más inclusivo el trato a los y las pacientes. ¿Te suena extraño? Quizá no habías pensado mucho sobre el tema: es lo que nos está pasando en tantos ámbitos. Si quieres, leamos interesante información sobre la campaña antes de opinar si es o no una tontería…

Lo leía hoy en Twitter, porque me lo hizo notar un amigo, en un hilo cuyo comienzo os inserto aquí. Se debe a Michael Farquhar (@DrMikeFarquhar) que es médico en el Evelina London Children’s Healthcare y responsable de la campaña @RainbowNHSBadge que ha comenzado en ese hospital y se extiende por las redes.

Traducimos, y vamos comentando, que merece la pena. El distintivo se ha creado en su hospital para ser llevado por el personal en la ropa o en los identificativos personales que visten en el centro. Se parte del hecho de que en 2018 ser LGTB+ todavía se asocia con circunstancias adversas en la sanidad y con retos pendientes. Y especialmente, en el servicio del Dr. Farquhar, se reciben llamadas de niñas y niños sobre estos temas con cierta frecuencia: un 47% de incremento en las consultas infantiles y de adolescentes sobre temas LGTB+ en el sistema ChildLine británico (datos de 2016).

Citan el informe sobre el sistema educativo en el Reino Unido llevado a cabo por la asociación LGTB+ STONEWALL, School Report 2017, sobre adolescentes y jóvenes en secundaria, que ha continuado con la extensión LGBT in Britain – University Report,presentado en abril de este año, donde se dan las escalofriantes cifras que mencionaremos ahora. [Recordamos que el estudio sobre lgtbfobia de FELGT/COGAM en la escuela española, de 2012, presentaba ya cifras congruentes con este panorama de acoso, dolor y odio existente también en las sociedades avanzadas europeas. De él hemos hablado en otros momentos, pero siempre conviene tenerlo a mano: Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes LGB]

Como menciona en referencia al caso británico, a pesar de los avances sociales y legales en el RU, adolescentes y jóvenes LGTB+ se enfrentan a circunstancias excepcionales por ello:

  • El 45% de lxs estudiantes LGB+ reconocen haber sufrido acosos por serlo.
  • El 64% de lxs estudiantes trans reconocen haber sufrido acosos por serlo.
  • Un 61% de lxs estudiantes LGB se han autolesionado en alguna ocasión,
  • pero en el caso de transexuales asciende a un 84%
  • Un 22% de lxs estudiantes de secundaria han intentado suicidarse.
  • El 45% de lxs estudiantes transexuales han intentado suicidarse.

El sentimiento atemorizado, sentirse aislado, incapaz de hablar sobre cómo te sientes es una experiencia habitual en esta población, que se agudiza en la gente más joven, que encuentran difícil hablar de su sexualidad o género en casa y en la escuela. Y por eso lxs estudiantes LGTB+ tienen más posibilidad de sufrir trastornos mentales como consecuencia de ello. Lxs niñxs y jóvenes LGBT+ sienten a menudo además que no tienen a nadie para hablar de estos temas. Y esto pasa más todavía en ambientes BAME (es decir: “Black, Asian and Minority Ethnic”, término habitualmente usado en el Reino Unido para referirse a la gente “no blanca”).

Por eso una señal clara y distinguible de que es seguro hablar acerca de temas de sexualidad y género en un adulto puede salvar vidas.
(A clear signal that an adult is safe to talk to about sexuality and gender issues can be life-saving)
@DrMikeFarquhar

Más datos:

  • El 60% de lxs estudiantes LGTB+ no tiene una persona adulta en quien confiar.
  • El 72% de lxs estudiantes LGTB+ negrxs, asiáticxs y de otras minorías étnicas no tiene una persona adulta en quien confiar.

¿Y en el sistema sanitario? El mismo trabajo mencionado permite descubrir que la confianza en doctores o enfermeras es aún menor que en general. 1,5 veces menos confianza. Y se informan habitualmente de la pobre comunicación que proporcionan.

Comenta Farquhar que por el contrario, según el NHS, el personal sanitario opina mayoritariamente que la orientación sexual es irrelevante en el cuidado de la salud. Y que estas dos circunstancias son las que propician las pocas oportunidades para que se pueda mejorar. En el estudio conducido por YouGov sobre el tratamiento de las personas LGTB+ dentro de los servicios sociales y sanitarios en el Reino Unido, promovido por Stonewall una vez más, Unhealthy Attitudes, se muestran también otros datos significativos:

  • El 72% del personal del NHS no ha recibido ningún tipo de formación sobre necesidades sanitarias ni derechos legales de lxs pacientes LGTB+ o sus familias.
  • El 44% del personal del NHS ha escuchado a colegas hacer comentarios negativos sobre la gente LGTB+.
  • Un 10% del personal del NHS ha escuchado a algún colega afirmar que “se puede curar” el ser gay.
  • Un 7% del personal del NHS dice que no se sentirían cómodos trabajando junto a un o una colega transexual.

Se pueden combatir estas opiniones y estas actitudes tan poco sanas que muestra el informe, y ahí es donde quiere incidir la campaña de @RainbowNHSBadge:

  • identifica al personal al cual la gente LGTB+ puede abrirse de forma segura,
  • permite mejorar la experiencia sanitaria y los resultados obtenidos con esta población, y
  • desafía las actitudes negativas habituales en el NHS.

La iniciativa es impresionante y está teniendo una amplia acogida. La idea es sencilla, brillante, clara y además intenta incidir precisamente en aquello que se ha detectado como algo tóxico.

¿Qué esperamos para promoverla en otros lugares? El mundo de la educación, de los cuidados sociales y la sanidad son los lugares donde precisamente más falta hace este apoyo positivo.

A través de twitter uno puede leer los testimonios y las historias, siguiendo a la cuenta @RainbowNHSbadge.

(Las imágenes de esta entrada son imágenes que ha colocado Mike Farquhar en su cuenta de Twitter).