“Doctor, cúreme, soy gay”

Undercover Doctor: Cure me, I'm gay

Doctor, cúreme que soy gay“. En el mundo homófobo que vivimos no es raro que existan personas que lleguen a pensar que su condición (o sus fantasmas) son cosa de tratamiento médico. Hasta no hace tanto la homosexualidad figuraba como trastorno mental e incluso ahora todavía sucede que el tema de la salud de las personas transexuales cae en manos del área de salud mental en lo público de muchas autonomías. Y abundan pronunciamientos en sectores religiosos y conservadores sobre presuntas terapias de reconversión o reasignación. Un tema en el que la pseudociencia más descarada y la falta de ética de una práctica médica ideologizada y autoritaria se combinan de forma escandalosa con bastante impunidad por parte de las administraciones (como comentábamos hace poco al hilo de mujeres lesbianas ecuatorianas). Continuar leyendo ““Doctor, cúreme, soy gay””