Doctor Joe (Sara Josephine Baker), médico

No es la Josephine Baker más conocida, pero Dr. S. Josephine Baker (1873-1945) fue la primera mujer en doctorarse en salud pública, y en la ciudad de Nueva York luchó por el acceso a la salud de las comunidades inmigrantes y las clases socialmente desfavorecidas. Constató en 1917 que la mortalidad infantil en EEUU era más alta que la de los soldados que iban a la Gran Guerra. Una lesbiana más que importante en el desarrollo de la ciencia sanitaria.

Dr. S. JosephineBakerCuando la contrataron como inspectora del servicio de salud de Nueva York, fue conocida como “Dr. Joe”. Vestía “a la masculina” y convivió con otras mujeres. Por supuesto, conseguir su titulación y reconocimiento no fue fácil en un mundo en el que a la mujer se le negaba el acceso a los estudios superiores que no fueran “de mujeres”. Dr. Joe, sin embargo, desarrolló una labor que permitió entender cómo las epidemias no solamente viajan con sus huéspedes y sus contagios, sino que el principal vehículo transmisor está en la pobreza y el hacinamiento insalubre. Luchó contra la muerte en uno de los suburbios más pobres de Manhattan a finales del XIX, “La cocina del Infierno” (Hell’s Kitchen).

Recomiendo un interesante y breve artículo biográfico, “Sara Josephine Baker (1873–1945)” de Manon S. Parry en  (2006 April; 96(4): 620–621. doi:  10.2105/AJPH.2005.079145), donde se mencionan algunos de sus más importantes trabajos por la vacunación contra la viruela; o el análisis de casos famosos como el de “Mary la Tifoidea”; o cómo organizó, en 1909, la Oficina de Higiene Infantil de Nueva York. Escribió más de 20 artículos científicos, y desarrolló una importante labor divulgadora, con cientos de colaboraciones en periódicos y con la publicación de cinco libros sobre salud e higiene infantil y familiar. 

Imagen del Hospital y Dispensario Alemán, Nueva York, comienzos del s. XX. Museo de la Ciudad de Nueva York. The New Yorker.
Imagen del Hospital y Dispensario Alemán, Nueva York, comienzos del s. XX. Museo de la Ciudad de Nueva York. The New Yorker.

Por supuesto, Doctor Joe debería estar en primer lugar en la historia sanitaria moderna, donde a lo más se recoge su papel y se menciona (como hecho anecdótico) su afición a vestirse de hombre. En un mundo de hombres… Algunas biografías mencionan que vivió muchos años con su pareja, la novelista Ida Wylie, y posteriormente, durante su retiro, pasó sus últimos años con su pareja, también médico, Louise Pearce. Compartió, sin embargo, gran parte de su vida con su compañera de estudios,  la doctora Florence M. Laighton.

Pocas veces se analiza, desde la perspectiva LGTBIQ (como ha pasado con otros personajes, notablemente en nuestra cultura con el caso de la mal llamada “monja alférez”, nacida Catalina de Erauso pero que utilizó a lo largo de su vida nombres como Pedro de Orive, Francisco de Loyola, Alonso Díaz, Ramírez de Guzmán o Antonio de Erauso), que en una sociedad diferente, igualitaria y diversa, Doctor Joe sería simplemente un gran médico.

S. Josephine Baker publicó en 1939 su autobiografía, “Fighting for life” (aquí un interesante análisis en The New Yorker). En ella se comprende su lucha contra la pobreza, la defensa de una medicina preventiva que implicaba cambios sociales (lo que le acercó al comunismo, aunque se desencantó al descubrir, en su viaje a la Unión Soviética a comienzos de los 30, al ver que también había problemas para la salud infantil allí), su lucha por el voto de las mujeres, su defensa feminista y, también, su vida privada compartida con otras mujeres, con la doctora Laighton con la que vivió y practicó medicina muchos años y con la que consiguió dinero suficiente para ser propietarias de un inmueble junto a Central Park.

Comenta Richard Brody, autor de la mencionada recensión del New Yorker, parte de la obra y la vida de Dr. Joe está convertida en materia televisiva en la interesante (opinión personal) serie “The Knick” de Steven Soderbergh, aunque no aparece ningún personaje femenino como Sara Josephine Baker. Una pena (opinión también personal).

Recomiendo en Neatorama un artículo sobre Dr. Joe con inserciones de tiras de cómic de un libro dedicado a este gran personaje de la ciencia LGTBIQ: “The Amazing Dr. Baker”.