Proyectos colaborativos sobre identidad de género en A Coruña

¿Cómo llevar a cabo proyectos sobre identidad de género en un museo de ciencias? ¿Y si creamos un espacio colaborativo donde las protagonistas sean las personas que habitualmente participan de las actividades del mismo? Esta es la idea del DIVULGATÓN (un hackatón de divulgación) que organizan el viernes 12 de octubre los Museos Científicos Coruñeses. Una buena oportunidad para que personas entre 16 y 25 años puedan aportar sus ideas para realizar iniciativas de actividades que se puedan hacer en el museo para analizar, divulgar o debatir sobre la identidad de género.

La vocación inclusiva de los centros de divulgación de la ciencia se va incluyendo en la agenda de estos centros, de la misma forma que otros aspectos de inclusión, para incorporar todos los colectivos sociales, los minorizados, el mundo con discapacidad… dando ya por hecho que el discurso de los centros de ciencia es igualitario en cuestiones de género. Aunque, como siempre, queda mucho por hacer, y por el momento en nuestro país han sido pocas las iniciativas que en el tema de la diversidad sexual se han realizado (como la intervención Orgullo de museo en el Museo Nacional de Ciencias Naturales que realizamos el pasado mes de junio) y está pendiente de definir un planteamiento conjunto desde las redes de museos.

Pero la inclusividad se va plasmando en diversas iniciativas internacionales (por aquí hablamos de las reflexiones propuestas desde la red de centros de ciencia europeos, ECSITE, en la entrada Rainbow science: visibilización e inclusión en los centros de ciencia y museos) y también en nuestro país. Es interesante este proceso, que viene de la mano de una vuelta al origen, a recordar que los museos de ciencia, las casas de las ciencias, los centros de tecnología y planetarios, fueron lugares de encuentro para la sociedad con la ciencia. Y por lo tanto con vocación de incluir a todas las personas.

Cada año estamos viendo interesantes propuestas desde la accesibilidad a la inclusividad, centrándose en lo último, esto es, en diseñar la actividad de los centros de manera que cualquier persona pueda participar. En jornadas que año a año se van celebrando, como la que tendrá lugar en Valencia los días 26 y 27 de noviembre de 2018, las IV Jornadas de Divulgación Inclusiva en la Ciencia, se presentan actividades que buscan esa universalización del proceso y resultados de la ciencia. Como comentan desde el comité organizador, del Observatorio Astronómico de la Universidad de Valencia, “es necesario que la enseñanza, la divulgación y la comunicación alcancen a todos los colectivos sociales”.

En A Coruña se propone ir un paso más allá, proponiendo a los protagonistas de las actividades de un museo (lo que habitualmente llamamos “público”, es decir algo pasivo, receptivo), que elabore qué temas, qué tratamientos han de entrar (siendo así un público activo). El concepto del hackatón es perfecto para esto: una reunión de iguales en las que las propuestas se desarrollan en colaboración y con cierta competición estimulante para poderlas llevar a cabo. Marcos Pérez, el director de MC2, comenta al respecto: “la idea es hacer una actividad participativa, en la que jóvenes diseñen contenidos para jóvenes sobre un tema candente, complejo y de su propio interés”.

Muy interesante por varias razones. Por un lado porque lo que se propone en el museo es una forma inclusiva de narrar las historias de la ciencia (lo que es importante, porque desde hace mucho los museos, todos, pecaban de una visión heteropatriarcal: de la misma forma que la mujer estaba bastante desaparecida de entre los personajes y referentes de los museos de ciencia a menudo el discurso no incluía una mirada a todo aquello que se apartara de lo “habitual”, más bien normativo, o heteronormativo).

Y por otro, porque la cuestión de la identidad de género se propone también como materia prima en el museo de ciencias. Teniendo en cuenta que la identidad de género es una de las cuestiones relevantes que afectan al mundo educativo, la idea se revela como importante y además con capacidad de incidir en un público adolescente y joven que es el protagonista de estas situaciones (lo hemos comentado a menudo: “maricón” es el insulto más repetido en la enseñanza secundaria, y un 40% de las y los estudiantes LGB afirmaban haber sufrido estos insultos -datos del estudio sobre Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes LBG, FELGTB 2012).

Pero aunque no fuera esta la situación, lo cierto es que uno encontraría normal que la mirada científica que se presenta en los museos de ciencia se parara en algo tan cotidiano como las relaciones interpersonales, la identidad, el género, la diversidad sexual, más cuando, como también hemos comentado a menudo en este blog, algunos sectores fundamentalistas han querido apoyarse en una pretendida “ciencia” o en una absurda “Naturaleza” para defender su transfobia u homofobia (como la vergonzante campaña del autobús naranja).

Así las cosas, nos parece muy interesante esta iniciativa de los Museos Científicos Coruñeses de este divulgatón sobre identidad de género, sobre el que seguiremos las noticias con interés. Y esperamos que las actividades de los participantes se plasmen en rompedoras propuestas.  Se trata, por cierto, de una actividad organizada por Museos Científicos Coruñeses-Ayuntamiento de A Coruña, con la participación de «ALAS Coruña, Asociación pola liberdade afectivo sexual».